martes, 9 de mayo de 2017

DAME

Dame alas, y eternos cielos azules.
Dame brisas tejidas con  risas de miel.
Dame tu mirada, y luceros candentes al alba.
Dame noches de ardiente fuego, abrasa mi alma entregada.
Dame lágrimas que sacien mi sed. Que sean bálsamo salino, para mis veladas heridas, esas que no se ven.
Dame mi vida, mi presente y mi futuro.
Sé generosa, no te guardes nada.
Satúrame de amor. Desbórdame de ti.
Y nunca te preocupes,
que mis límites no existen,
cuando tú eres el fin.

Pedro

No hay comentarios:

Publicar un comentario