martes, 20 de septiembre de 2016

DUERME PEQUEÑO

Duerme, pequeño, duerme.
No temas al loco viento,
ni a la heladora escarcha,
ni al graznar del negro cuervo.

Que tu madre te arropa,
en su cálido pecho
y tu padre se enfrenta,
al monstruo de tu miedo.

Duerme, pequeño, duerme.
No te dañará el invierno.
El amor de tus padres,
será un castillo inmenso.

Hecho de mil caricias
y los más dulces besos,
cantarinas risas
y sus abrazos tiernos.

Duerme, pequeño, duerme.
No tengas un mal sueño.
Juega con tu cometa,
en el azul del cielo.


miércoles, 6 de julio de 2016

TU HOMBRO



A un centímetro de la piel
de la curva de tu hombro.
Estás dormida, no me ves,
inmerso en mi asombro.

Soy incapaz de mover,
mi dedo tembloroso,
que ansía recorrer
el centímetro cruel.

Que me separa de tu piel.

Que me aparta de tu hombro.

Pedro

lunes, 20 de junio de 2016

TARDES DE ESTÍO

Hoy preso estoy, mi amor,
soñando en cárcel de hastío.
Sufriendo tortura mi corazón.
Teniendo mi cordura en vilo.

Anhelos de aquellas tardes,
del cálido y susurrante estío
Entre velos y sedas, naranjos y olivos,
tú encendido edén, yo gélido río.

Río que lame tu orilla,
en torrente convertido.
Rozo tu flor oculta,
con suaves besos fríos,
y recojo de tu tersura,
preciosas gotas de rocío.
Diminutos diamantes líquidos,
sobre paños de oro bruñido.

Tus ojos suplican que apague,
el infierno alojado en tu ombligo.
Y demoro inundarte con mis aguas.
Me niego a perder el sentido,
en tus ansias de amor salvaje,
en tu éxtasis de oscuro olvido.

Pedro.

martes, 19 de enero de 2016

HAY DÍAS

Hay días en los que hay gente;
rebaños humanos que ríen,
gritan, bailan y corren.
Todos van al unísono,
sin destino ni norte,
en una suerte de carrusel,
que la locura propone.
Luces de colores destellan
como cromáticos soles.

Hay días en los que no río,
en los que me niego a montar
en el carrusel del destino,
en los que mis ojos espejan
de mi corazón el vacío.
Las risas impertinentes se alejan
y no encuentro ningún sentido.

Hay días en los que mi ser,
en gris mortaja se anida,
en negra cueva se oculta,
huyendo del bullicio de la vida,
del ansia febril de la gente,
maldita ola que golpea los muros;
incansable,
insistente,
levantados en torno del alma mía.

Hay días...

miércoles, 30 de diciembre de 2015

VUELTA AL HOGAR



Soy un pez, siempre lo he sido y siempre lo seré. Un pez de colores, de muchos colores, nadando entre corales y esponjas. Flotando en las corrientes que me surten de alimento. Inmerso en un hermoso mundo azul...              Esto pensaba Luís, mientras tecleaba mecánicamente en su ordenador,  listas y listas de cifras, una detrás de otra durante más de ocho horas al día, aunque el maldito empresario que le tenía exclavizado apenas le pagaba seis; había que pagar las facturas.
 No entendía como siendo    él un pez, podía estar en esta situación, superaba su capacidad de discernimiento. Pero esto iba a cambiar, pensó y una sonrisa se adueñó de sus facciones normalmente adusta. Con la nómina de este mes conseguiría el dinero suficiente para comprar un billete de avión a Madeira,  le habían dicho que era un sitio precioso, tanto en la superficie como debajo del agua, estuvo investigando en la web y se decidió por la Isla de las Flores.
Dos meses después, una pequeña reseña en portugués, en un periódico local daba la escueta noticia: se habían encontrado el cadáver de un hombre desnudo, pintado de colores y con una sonrisa plasmada en su rostro, flotando cerca del puerto deportivo.
En ordenador de Luís en la oficina, un salvapantallas advertía: "volví a casa, no me esperéis. :) "

lunes, 28 de diciembre de 2015

ANDO BUSCANDOTE

Ando buscándote...

En soleadas mañanas
de domingos brillantes.
En aroma a lavanda
entre la ropa blanca.

Ando buscándote...

En colores vibrantes
de lápices fragantes.
En gotas de lluvia
corriendo por cristales.

Ando buscándote...

En mis queridos hijos
y sus límpidas risas.
En una sencilla flor,
perfecta en su sencillez.

Ando buscándote,
mi esquiva niñez.